¿Y si el procomún no es un commons?

La idea de que el procomún no es un commons sino algo similar pero distinto la formulamos (con Jara Rocha y Antonio Lafuente) hace tiempo en la introducción que hicimos al monográfico sobre Laboratorios de procomún que coordinamos en Teknokultura. El texto ha sido republicado recientemente en el libro ‘Teknokultura entre dos siglos. Tecnociencia, arte y cultura’, editado por Figueroa, H. J, Gordo, A. y de Rivera, J. Mantiene el mismo título, colgamos en borrador aquí: ‘Laboratorios de procomún: experimentación, recursividad y activismo’. Nuestro argumento tentativo es sencillo: el procomún bebe del commons pero adopta una configuración en la geografía de España que desborda con mucho el dominio del commons, o dicho de otra manera, lo que en España se designa como procomún resuena con los commons pero es una realidad diferente. Es un argumento que ciertamente necesitaría un mayor desarrollo empírico, así lo hemos planteado:

En este capítulo introducimos un argumento tentativo según el cual el procomún y la investigación sobre él adopta una singular configuración en España. Lo hacemos a través de la discusión de un conjunto de contribuciones que forman parte de un número monográfico con el título de ‘Laboratorios del procomún’ (2013)  donde diversas autoras y autores dan cuenta de la diversidad de modalidades del procomún. Avanzamos nuestro argumento de manera sintética: el procomún es construido como un objeto epistémico, un dominio experimental que se distancia de las formulaciones convencionales que lo piensan como una forma específica de recurso o un régimen excepcional de propiedad. Esta configuración dota al procomún y a su investigación de una condición distintiva respecto a otras geografías que se evidencia en un doble desplazamiento: la emergencia de nuevos objetos que se piensan como procomún y que nada tienen que ver con los patrimonializados bienes naturales (del estado) o incluso digitales (del mercado) y su ubicación en el ámbito de la producción cultural y creativa. En lo que resta del capítulo realizamos una doble labor señalamos una serie de temáticas que atraviesan los debates sobre el procomún y las contextualizamos en la literatura existente. En la primera parte del capítulo hacemos una breve descripción de cómo el procomún ha sido delineado en la literatura académica. En la segunda introducimos el Laboratorio del Procomún de Medialab-Prado, un proyecto donde el procomún adopta la condición de objeto epistémico para la experimentación y señalamos la extendida presencia del procomún en el ámbito de la producción cultural y creativa en España. En la tercera parte situamos la emergencia del debate sobre el procomún en el entorno digital y en la cuarta señalamos la emergencia del procomún urbano como objeto de interés y argumento para la crítica al neoliberalismo desde proyectos activistas que toman al procomún como un concepto clave. Concluimos el capítulo planteando algunas preguntas abiertas e insinuando algunas posibles vías de investigación que se abren en torno a ellas.

Imagen de Enrique Flores / 4ojos.

Leave A Comment

Calendario

September 2020
M T W T F S S
« Mar    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archivos